Últimos artículos

Taller Gratuito NEGOCIACIÓN BANCARIA. 24 abril 

Taller Gratuito NEGOCIACIÓN BANCARIA. 24 abril

 

Negociación Bancaria 

Cosas que debo y no debo hacer. - 24 de abril - 10-12.30h
 
Imparte: Javier Rubio - GESBANC Consultores Financieros
Lugar: SEDE AJE MÁLAGA Alameda Principial, 11 Entreplanta Izquierda 29001 Málaga 
 
 
* Cómo vender mi proyecto al banco. Elaboración del informe
 
* La objetividad y subjetividad en el análisis de riesgo.
 
* Qué entidad es mejor
 
* Qué producto me conviene más.
 
* Los plazos de respuesta, cómo acortarlos.
 
* El coste de la financiación: la negociación del precio. Cuál es un buen precio?
 
* Otros costes. El negocio vinculado. 
 
* La responsabilidad de los deudores. Avalistas sí o no.
 
* Otras formas de financiación.
 
 
Info e inscripciones 
952 22 50 45 - info@ajemalaga.org
Categorías: 

Servicio de Consultoria GRUPO KAYAC 

Servicio de Consultoria GRUPO KAYAC

El Departamento es: Consultoría Laboral Uso del correo electrónico en la empresa

Mi Consulta:

Buenos días,

Alguien me ha comentado que si se prohíbe expresamente al trabajador utilizar el correo electrónico de la empresa para uso personal, puede realizarse comprobaciones del mismo sin autorización del trabajador ¿esto es así?

 

Nuestra respuesta:

Efectivamente, el tribunal Constitucional ha establecido lícito, siempre que se de este requisito:

 

Rigiendo una prohibición expresa de uso extralaboral del correo electrónico, está implícita la facultad de la empresa de controlar su utilización, como único modo de verificar el cumplimiento por parte del trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, incluida la adecuación de su prestación a las exigencias de la buena fe.

El trabajador llevó a cabo la remisión de mensajes a través de un canal de comunicación que se hallaba abierto al ejercicio del poder de inspección reconocido al empresario y, por lo tanto, no existe lesión del derecho invocado.

 

Por lo que se refiere al derecho a la intimidad , a fin de preservar el espacio reservado de toda persona frente a la acción y conocimiento de los demás, este derecho confiere a cada individuo el poder jurídico de imponer a terceros el deber de abstenerse de toda intromisión en la esfera íntima y la prohibición de hacer uso de lo así conocido. Aunque el uso del correo electrónico por los trabajadores en el ámbito laboral queda dentro del ámbito de protección de este derecho, la doctrina constitucional ha establecido ciertas matizaciones, siendo necesaria una expectativa razonable de privacidad o confidencialidad para que opere la protección de la intimidad, que no es apreciable en este caso.

 

El Tribunal Constitucional considera equilibrada la medida utilizada por el empresario teniendo en cuenta que:

- está justificada, ya que se funda en la existencia de sospechas de un comportamiento irregular del trabajador;

- es idónea, porque se trataba de verificar, justamente, esta sospecha;

- es necesaria, ya que el contenido de los correos electrónicos es una prueba de la irregularidad de cara a la posible impugnación judicial de la sanción impuesta por la empresa.

 

 

Normativa:

-         Sentencia del Tribunal Constitucional 07/10/2013. Rec 2907/11

 

 

Esperamos haberle ayudado en su consulta. Salvo mejor opinión, atentamente, El equipo Jurídico de Grupo Kayac.

 

Las empresas asociadas a AJE Málaga podéis realizar vuestras consultas accediendo a www.grupokayac.com – Zona EXCLUSIVA CLIENTES Servicios Contratados – Empresa: Aje Málaga / Clave: Aje Málaga (respete letras Mayúsculas) – Introduce tu correo electrónico y formula la consulta que desees.

Aquellas consultas más frecuentes serán respondidas y publicadas en el Blog y en nuestras redes sociales.

Categorías: 

Otra vuelta de tuerca a las PYMES 

Otra vuelta de tuerca a las PYMES

Así no vamos a ninguna parte. La constante subida de impuestos a las PYMES y a los autónomos, es sencillamente una locura. Por ello este año para el tejido empresarial va a ser muy duro y van seis consecutivos. Parecen no enterarse los que nos gobiernan y dibujan el marco económico empresarial. Los gobiernos de la nación y del terruño se preocupan más por rascar el último euro disponible de las PYMES y autónomos que les permita recaudar a toda costa, para así sostener un aparato ineficaz de subvenciones improductivas o burocracia capataz e insostenible. A pesar de que afirmen no tener un problema de gastos, nos gastamos aún lo que no tenemos, en cuestiones surrealistas, que, por un poner, van desde el gasto en coches oficiales, que sube un 1,6%, para llegar a 240 millones de nada, o algo que deja bien claro lo que hemos aprendido de la crisis, la llamada asistencia sanitaria mutualista de la administración, paralela a la sanidad publica, que cuesta al país otros 2.060 millones. Y eso que estamos en estado de emergencia económica. Pero no pasa nada. Para pagar esto ya estarán los de siempre. Los pagafantas de las PYMES y autónomos.

No aprendemos. En vez de crear condiciones para que la economía crezca y con ella se generen más ingresos fiscales, para así facilitar crecer y así atraer más capital y más empresas que crean puestos de trabajo, se empeñan en ir a castigar con más impuestos a las empresas. Es increíble, pero esta ecuación tan básica, les es muy difícil de entender (y es la clave). Y eso que parece que el empleo les preocupa, menos mal. Pues con estas medidas nuevas se obstaculiza el crecimiento empresarial (y eso que se decía que se iban a ayudar a los emprendedores), y con él, la creación en condiciones de empleo para sacarnos de estas tasas africanas de paro. En esto del lenguaje político, cuando se dice reforma, aumento de bases imponibles, o facilitar las cotizaciones y las reducciones de las deducciones lean «van a estrujar y darle otra vuelta de tuerca a las PYMES». Porque la realidad es que acaban de aprobar un aumento de las cotizaciones de autónomos y de los costes salariales de las empresas al incluir en nómina partidas que antes estaban exentas, que es para alucinar. Casi todos los tributos han sufrido un cambio al alza. Esto para muchos empresarios/as que se rompen diariamente la espalda para llevar adelante a sus trabajadores y familias ha sido desmoralizador. No saben cuanto. Es lo que nos faltaba. Lo decíamos recientemente en esta columna. Nunca en España se habían subido tanto los impuestos en nuestra historia (salvo esa época cervantina donde directamente te asaltaban). Nuestro país ha sido en Europa el que más ha aumentado el esfuerzo fiscal desde 1965, después de Turquía. Se ve que estos también son unos linces. Cortar las deducciones y demonizar a las empresas es una locura y, claro, así nos va. Con este horizonte, en el 2014 será difícil crecer con un panorama en donde la fiscalidad es leonina, abusiva y desconcertante. Qué vamos a decir de la seguridad jurídica. Es argumento cuestionable que se castigue al tejido empresarial, cuando a la vez defendemos con uñas y dientes el tratamiento de capital de los beneficios fiscales de los bancos ante la Unión Europea o se realicen amnistías fiscales. Y nuestros pequeños y medianos comerciantes no entienden demasiado esto, qué decir de los emprendedores a los que se les decía que se les iba a apoyar sin fisuras y a su alrededor no ven nada más que impuestos e impuestos. Al más puro estilo sheriff de Nottingham. Y eso que tenemos un enorme potencial en este país, pero la miopía económica de asesores que no son sensibles al devenir cotidiano de ese tejido pequeño y mediano empresarial (quizás porque en su vida han pagado una nómina) que les dan vida a nuestras calles, es muy perjudicial. De todos los países de la OCDE, España es el que muestra una mayor divergencia entre el crecimiento esperado para 2014 (+0,7%) y el potencial (+3% según BBVA, Goldman Sachs y Merrill Lynch). Es el coste de oportunidad de aferrarnos como un clavo ardiendo a modelos anticuados e ineficaces. Lo dicho, desde esta experiencia que te da el conocer diariamente el devenir de esos comerciantes, emprendedores y pequeñas y medianas empresas para 2014, el crecimiento quedará aún muy lejos del potencial que tenemos en el país. Solamente poniendo la alfombra roja a la creación e implantación de empresas como se hace en los países desarrollados y serios con algo tan crucial para todos como es la economía. Sólo de esa forma, apoyando de verdad a la empresa, atraeríamos inversión financiera directa por 50.000 millones y crearíamos muchos más puestos de trabajo, de esos que llaman «netos». Bajando impuestos a empresas y autónomos. En Reino Unido no solo aumentaron la recaudación en 24.000 millones de libras, sino que se ha reducido el desempleo al 7% (nosotros tenemos el 60% entre los jóvenes)... incluso como receptor neto de inmigración. La formula: la consabida Win to win (si le va bien a la empresa, le irá bien al trabajador) o el de la línea clara del Business Is Great, en donde una empresa es igual a la creación de cuatro o cinco puestos de trabajos. Si creamos 1000 empresas. Multipliquen. En fin. Que esto es llorar y clamar en los desiertos. Nunca nadie nos escucha... En fin, quedarán estas breves líneas que como decía el replicante de Blade Runner, servirán para caer como gotas de agua en la lluvia. Ya lo decía Churchill: «Una nación que intente prosperar a base de impuestos es como un hombre con los pies en un cubo tratando de levantarse tirando del asa.» Pues eso. Un país de pagafantas y no se como denominar al del cubo. Porque no tiene nombre esto.

Categorías: 

De Darwin a Belén Esteban 

De Darwin a Belén Esteban

Darwin había publicado El origen de las especies en noviembre de 1859. Así, cuando la asociación británica para el avance de la ciencia se reunió en Oxford en verano de 1860. El 30 de junio, más de 700 personas se apiñaron en la mayor de las salas del museo zoológico de Oxford para escuchar lo que fue, según todos los relatos, un intenso debate (uno de los más célebres) entre «Sam el Jabonoso» Wilberforce, el obispo del condado, conocido por su «pico de oro», que asistía a aquella noble sala con el propósito confesado de aplastar a míster Darwin y a su compañero Huxley. Durante la primera media hora el obispo habló ferozmente, ridiculizando a ambos científicos. En un tono helado por el sarcasmo le planteó su famosa pregunta; su descendencia de un mono, ¿le venía por parte de su abuela o de su abuelo? Ante la feroz pregunta, Huxley sonrió ampliamente, miró al atónito Darwin y le dio una palmada de júbilo en la rodilla «El señor me lo ha puesto en mis manos querido Darwin». Y con estas, Huxley se levantó de un brinco y despedazó las argumentaciones que Wilberforce había empleado. Avanzando gradualmente hasta el clímax, exclamando que no sentiría vergüenza por tener a un simio de antepasado, pero que se avergonzaría de un nombre brillante que se sumergiese en cuestiones científicas de las que no sabía nada. En efecto, Huxley dijo que preferiría tener por antepasado a un simio que al obispo de Oxford. Aquel abarrotado salón no tuvo duda alguna respecto a quien venció en aquel debate. Decía Einstein: «No tengo la menor duda de que la verdad posee un valor moral determinante». Es lo que suele ocurrir con los categóricos científicos. Ojalá la ciencia y la intelectualidad tuvieran mayor espacio en el Gobierno de las personas de las sociedades modernas y con mayor relieve en España. Muchas personas (como lo pensaban a pie y juntillas los regeneracionistas) piensan que todo iría mucho mejor, ya que en España para muchas cosas todavía estamos discutiendo sobre el mono o la teoría de la evolución. Y además vociferando, que es el tono hispánico. Aquella retórica, por turnos de los salones del botánico, queda muy lejos de este cainismo eterno de las dos Españas.

Y es que a estas alturas de la película, hacemos leyes en este país que realmente parecen sacadas del siglo XIX. Y me refiero no sólo al polémico anteproyecto de ley del ministro Gallardón. Mira que hay que arreglar cosas importantes en la justicia del país (vital para el futuro del país), como para incentivar en España el centeavo enfrentamiento entre posturas ideológicas. Cosas de la política y sus intereses. La crisis, corrupción y pobreza se nos han colado en el salón de la casa para no salir, pero preferimos debatir en nuestro terruño «sobre el sexo de los ángeles». Según los recientes datos del «Reputation Institute» estadounidense, estos son los primeros factores negativos a la hora de analizar el menoscabo de la imagen que España ha proyectado hacia el exterior en los últimos años. A esto hay que sumarle un conjunto de leyes anacrónicas (como olvidar esa de seguridad ciudadana, simpática ella donde las haya) que flaco favor nos van hacer. Todas las leyes que surgen del miedo no funcionan. Si conociéramos bien a los gobernantes que han cambiado rumbos de países en depresión (que es el revulsivo que necesitamos), sabríamos que las leyes basadas en la represión de cualquier índole no hacen progresar nunca a un país. Que se lo digan a León Tolstoi, sabio de la no violencia cristiana que en sus últimos años, le escribía al joven Mohandas Gandhi a través de océanos, religiones, generaciones y razas. «La misma lucha del débil contra el fuerte, de la mansedumbre y el amor contra el orgullo y la violencia. Qué decir de Burke, con su «el miedo es el más ignorante, el más injurioso y el más cruel de los consejeros». A lo mejor habría que preguntarse qué asesores tienen hoy en día nuestros gobiernos.

Si el 2014 será el año de la recuperación, no podrá serlo sólo en el plano económico (y ojalá que lo sea en este plano, aunque la subida de impuestos y cotizaciones que anuncian para las pymes de nuevo es de planteamientos ortodoxos propios de los debates de míster Darwin y demás tipos de levita gastada). Lo que la crisis, y las posturas de los gobiernos han destruido durante los últimos cinco años, es también la reputación de España y de sus principales ciudades. Al menos lo dejan bien claro las recientes investigaciones del Reputation Institute, y si uno tiene la oportunidad de viajar, lo más normal es que te preguntan temerosos los comunitarios y extracomunitarios cuando te ven; ¿Qué ocurre en tu país? ¿Las consecuencias? Ciudades, comunidades y un país menos atractivos para todos. Su veredicto mezcla varios factores que van desde el avance tecnológico hasta el avance de las artes, pasando por la popularidad de sus intelectuales y artistas o el progreso social. Para hacerlo, realiza una encuesta entre 27.000 personas residentes en los países del G8. Ya que siempre nos importa mucho lo de fuera. Nos ven como un país empobrecido, corrupto, inseguro. Pero eso sí, muy entretenido y divertido. Qué guay. El tópico de siempre. Ya me gustaría que nuestro país cambiara y fuese más de Newton que del dj Kiko Rivera. De Tolkien que de Belén Esteban. De Tolstoi, que de Gandía Shore. Muchos dicen que no nos extrañemos de que tengamos lo que nos merecemos. Afortunadamente, aún hay mucha gente cargada de sentido común que se merece tener una sociedad con leyes justas y bienhechoras. Empezamos un año con 365 oportunidades. Vamos a ver como se van deshojando.

Categorías: