Últimos artículos

Juan Goñi ¿Por qué emprendí en AJE Málaga? 

Juan Goñi ¿Por qué emprendí en AJE Málaga?

¿Recordáis la explosión de la burbuja del ladrillo? Ese fue el momento en el que, con 27 años y trabajando de Arquitecto por cuenta ajena, decidí montar mi propio estudio. ¿Por qué? Por la ilusión de hacer las cosas a mi manera, de ser mi propio jefe (todavía no me había cruzado con mi amigo Ignacio, de Bypass, al que dicho de paso conocí en AJE, y no había aprendido que en lo que te convertías era en tu propio esclavo) tal vez hacerme rico, o famoso, o las dos cosas, ¿Por qué no?

Ocho años más tarde, sigo sin ser rico ni famoso, pero la empresa que nació fruto de ese anhelo de independencia, sobrevive en las aguas de la crisis. KLICSTUDIO ARQUITECTURA está aquí para quedarse.

¿Qué me aportó y me aporta AJE en este camino?

Creo que lo que hace distinta a AJE del resto de las instituciones y entidades del mundillo, es que está creada POR EMPRENDEDORES Y PARA EMPRENDEDORES. En 2006 empecé sólo, sin información sobre el medio, y sin formación empresarial. En AJE conseguí ORIENTACIÓN y CONTACTOS. Orientación sobre las cosas importantes para una empresa en ciernes, tales como donde obtener crédito, donde pedir subvenciones, donde formarme, y contacto con otras empresas y empresarios, de los cuales algunos ahora son clientes, algunos proveedores, y muchos de ellos amigos.

El propio staff, independientemente de lo que digan los papeles, son también empresarios, y viven AJE con la misma ilusión con la que nosotros vivimos nuestras empresas. Empatizan con nuestras situaciones porque las viven como nosotros, y es por eso que pueden ayudarnos.

Siempre cuento la anécdota de aquella comida de verano de AJE en el Vicen Playa, en la que me hice un hueco en la barra (entonces me resultaba más fácil, fue hace 30  o 40 kilos) y me puse a hablar con los dos tipos que me flanqueaban, Javier Noriega y Manuel Jiménez. Con el tiempo, se han convertido en dos de mis mejores amigos.

Eso es AJE para mi, un sitio donde, como decía uno de nuestros presidentes, Fernando de León, no sabes si te haces amigo de tus clientes, o haces negocios con tus amigos.

Categorías: 

Ricardo Llamas ¿Por qué emprendí con AJE Málaga? 

Ricardo Llamas ¿Por qué emprendí con AJE Málaga?

Ha pasado tiempo desde 2008 cuando con sólo 23 años llegamos a la sede de AJE Málaga con mucha energía, un proyecto ilusionante y cero conocimiento empresarial.

¡Así nació DEPORTAE!

A día de hoy desarrollamos nuestros servicios deportivos y animaciones en 11 provincias españolas,  contamos con una plantilla de más de 90 personas, hemos ganado el premio a mejor empresa joven de la CEM y Diputación de Málaga, y podemos decir orgullosos que hemos conseguido todos los sueños que teníamos el día que nos sentamos con Javi Ponce en esa mesa de asesoramiento empresarial.

¿Por qué emprender con AJE Málaga?

Podría poner cientos de motivos por los que un joven emprendedor debería contar con AJE, pero los voy a resumir en dos:

1. Los negocios son relaciones personales:

Recuerdo perfectamente el día que mi profesor me dijo: “Ricardo, cuando entiendas que los negocios son relaciones personales todo te irá bien”. Cuanta razón tenía y a eso es a lo que nos dedicamos en AJE: creamos relaciones, conectamos personas y empresas, ayudamos a generar negocio mediante encuentros, ponencias y reuniones de trabajo entre otros.

Resaltaría que AJE no es sólo un lugar donde aprender y tener encuentros profesionales, es un lugar donde he hecho amigos con mis mismas inquietudes, he conocido personas que dejan huella y que también me han ayudado en esta gran aventura que es SER EMPRESARIO.

A día de hoy y no sólo por ser tesorero de la asociación, puedo decir bien orgulloso que AJE es mi casa, parte de mi familia y de DEPORTAE.

2. Somos empresarios:

En pleno boom empresarial en el que los políticos han hecho bandera de los emprendedores, en el que de repente nos hemos vuelto la solución a todos los problemas del país, han surgido cantidad de empresas y asociaciones de asesoramiento empresarial.

Pero en AJE Málaga, somos diferentes y es que somos empresarios. Hablamos de lo que hacemos, porque sabemos y porque vivimos en el mismo mundo que las personas a las que asesoramos. Esta es una de las principales diferencias que tenemos con cualquier otro ente.

¡Nosotros sabemos de lo que hablamos porque lo hemos hecho!

 

Espero que estas palabras te ayuden a descubrir AJE Málaga y te den la suerte que nos dieron a nosotros en 2008 cuando transformamos nuestros sueños en realidad.

 

Ricardo Llamas. @Ricardollamass

Director de Deportae

Tesorero de AJE Málaga

 

Nomino a Juan Goñi (KLICSTUDIO)  y Álvaro Abad (COCOM) para que nos cuenten su historia.

Categorías: 

CAMBIO DE SEDE Encuentro de Negocios PTA - AJE Málaga 25 de Septiembre 

CAMBIO DE SEDE Encuentro de Negocios PTA - AJE Málaga 25 de Septiembre

 

 

El Parque Tecnológico de Andalucía y la Asociación de Jóvenes Empresarios de Málaga, organizan conjuntamente el  Encuentro de Negocios PTA - AJE Málaga gratuito, que tendrá lugar el  25 de septiembre en la SEDE SOCIAL DEL PTA  ,  (Calle Maria Curie, nº 35.)

El evento servirá de plataforma a las empresas participantes para promocionar sus productos y servicios, compartir conocimientos y establecer relación con nuevas empresas de las que saldrán nuevos clientes, proveedores o aliados.

 

JUEVES,  25 de Septiembre en el Salon de Actos de la Sede Social del PTA,  (Calle Maria Curie, nº 35.) 

 

PROGRAMA

9:30 Acreditaciones  

10.00 Bienvenida

10.20 Charla " Como conseguir financiación a través del Crowdfunding"

Imparte: Eva Mª Gómez, Crowdfunding Manager de Micro-Inversores

11.00 Café de negocios - Encuentros 1 a 1

En los Encuentros 1a1 participarán todos los asistentes al evento y tendrán lugar durante el Café.

13.00 Finalización

 

Asistencia gratuita

 

Plazas limitadasINDISPENSABLE Inscribirse

 

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES

Para inscribirse pinchad el siguiente enlace:

https://www.ticketea.com/encuentro-de-negocios-pta-aje-malaga/

El plazo de inscripción finaliza el miércoles 24 de septiembre a las 12 h.

 

AJE Málaga info@ajemalaga.org Tel. 952 22 50 45

La Fiscalidad en Crowdfunding: Normativa Española 

La Fiscalidad en Crowdfunding: Normativa Española
Hoy en día se oye hablar de crowdfunding continuamente pero ¿qué y cuál es su tratamiento fiscal? El crowdfunding consiste en la cooperación colectiva para conseguir dinero u otros recursos para financiar esfuerzos e iniciativas utilizando, principalmente, internet como medio para conseguirlo.
 
Existen cinco tipologías de crowdfunding, ya establecidas de forma común, con una fiscalidad diferente en función del tipo y de la personalidad jurídica de la entidad perceptora de las aportaciones.
 
Aunque no existe mucha normativa específica, basándonos en la consulta vinculante de la Dirección General de Tributos (V2831-13) de septiembre 2013,  el resumen de las diferentes posibilidades y la legislación aplicable es la siguiente:
 
 
 
 
Respecto a los aportantes de fondos,  en el caso de que se devenguen intereses por la aportación, se deberán incluir en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas como rendimiento del Capital Mobiliario (Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio).
 
Para el caso concreto de que la modalidad de crowdfunding sea la de donación,  si se trata de persona jurídica la aportante de los fondos, debe tener en cuenta lo establecido en la Ley del Impuesto de Sociedades al respecto a de las donaciones (Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.).
 
Jesús Guerrero 
Micro-Inversores
Categorías: 

Del Tribunal de Cuentas a Indíbil 

Del Tribunal de Cuentas a Indíbil

La Península Ibérica, conocida como Iberia por los griegos y como Hispania por los romanos, constituye la más occidental de las tres grandes penínsulas de la Europa del sur. Al final va a ser cuestión de penínsulas. Esta situación, que la convertía en el finis terrae del mundo conocido en la Antigüedad, parece que ha contribuido a darle a lo largo de toda su historia una marcada personalidad, apocalíptica o mesiánica. Dependiendo de la ocasión y de como pinten los bastos. Lo que se dice de toda la vida un péndulo. Ora arriba. Ora abajo. Nuestra estructura socioeconómica se ve que es histórica. Aquello de la estabilidad civil ni se la espera ni se la ve. Acentuada por las claras diferencias que ofrece de Este a Oeste, desde el Mediterráneo al atlántico, y las todavía más apreciables de sur a norte. Desde la soleada Costa del Sol a las montañosas y húmedas regiones astures. En su seno, desde precisamente este fondo de la historia, una estructura gentilicia clientelar guerrera. Muy guerrera. De ahí que siempre hayamos destacado en este bélico tesón influido por Ares. Cuestión de antropología, que rima con ideología y ahora que estamos en Sanfermines, pues eso. Rojo pasión. Guerreros y siempre con nuestros vecinos, que hace buena la frase que Chus Heredia me recuerda siempre; la de Otto Von Bismarck, «España es el país más fuerte del mundo, los españoles llevan siglos intentado destruirlo y no lo han conseguido». Y este de estados, trifulcas y convulsiones políticas sabía un rato. Raíces histéricas, digo históricas, la de nuestra sociología. Clientelares y caudillistas desde la edad del cobre como me corroboró nuestro querido académico de la historia Martín Almagro. «Pactos personales y familiares de carácter sacro».Y seguimos en las mismas. Desde el tribunal de cuentas a posiblemente nuestra comunidad de vecinos. De las obras del Metro de turno, pasando al pacto de estado para la educación o la justicia, del pleno de muchos de nuestros municipios al del parlamento. De Indíbil a Escipión.

Si según Karl Popper una sociedad abierta se caracteriza por ser «una asociación de individuos libres que respetan los derechos el uno del otro con la protección proporcionada por el Estado y que logra, mediante la toma responsable y racional de decisiones, una vida más humana y rica para todos», entonces en ¿qué punto nos encontramos en el país ante muchas de sus estructuras burocráticas e institucionales? Sin temor a equivocarnos, en esta cuestión estamos haciendo aguas desde hace muchos años. Y suspendemos precisamente en cuestiones capitulares. Básicas. Si en ocasiones es cuestión económica, ahora hablamos de forma de gobernanza y de derechos. El de los derechos individuales, respecto a la protección proporcionada por los poderes públicos. El que la norma guíe a los ciudadanos sin excepción. Los últimos acontecimientos del Tribunal de cuentas nos dejan bien claras nuestra realidad. En vena. Así de duro, pero así llevamos siendo desde hace siglos. Se vista de «democracia», buenas palabras o de lagarterana. Porque mira que esta bien hecha, proteccionista y desarrollada nuestra constitución. Pues ahí está. En muchos capítulos desgraciadamente, papel mojado. ¿Empezamos la actualidad y vigencia de los derechos de todo el capítulo II?; o por los de la vivienda o el trabajo. Somos como dijo el académico de la historia. Antropológicamente una estructura clientelar, guerrera y caudillista-bipartidista. Parece que vivimos en un coto cerrado en el que los mayores enemigos de las sociedades abiertas, las partitocracias y oligarquías socioeconómicas, han sabido sacar provecho de un viejo patrón organizativo de las sociedades mediterráneas llamado clientelismo, o caciquismo en su versión más castiza del siglo XIX. Les viene de perilla. Y no es nuevo. Contra todo esto ya luchó denodadamente y se rompieron los piños, la corriente del regeneracionismo.También menos mal que existe nuestra particular «esperanza llamada» Quijotes. Porque son tiempo de Quijotes, y aunque este tan manoseada la palabra; se me antoja que el concepto, «héroes» (que incluso curiosamente esta mal visto), es muy necesario. Entre otras cosas, para cambiar esta dinámica un poco «roñosa» y poco civil. Anticuada para las democracias modernas del bienestar como nos decía Popper. La falcata y la garrota llevan siglos de inercia. Esta falcata es clientelar y es una forma de organización social que se salta las fronteras geográficas. En las «penínsulas» es llamado rousfeti y une en un mismo destino a los países del Sur del Mediterráneo. España sigue siendo una sociedad cerrada y dual que requiere modernizarse. El viejo sueño de que la pertenencia a Europa impondría unos estándares en los que regiría la razón y la legalidad en nuestra sociedad parece haberse desvanecido. Eso solo queda para las elecciones. La metamorfosis del clientelismo. La de Kafka en versión 2.0.

Categorías: