Últimos artículos

CAMBIO DE SEDE Encuentro de Negocios PTA - AJE Málaga 25 de Septiembre 

CAMBIO DE SEDE Encuentro de Negocios PTA - AJE Málaga 25 de Septiembre

 

 

El Parque Tecnológico de Andalucía y la Asociación de Jóvenes Empresarios de Málaga, organizan conjuntamente el  Encuentro de Negocios PTA - AJE Málaga gratuito, que tendrá lugar el  25 de septiembre en la SEDE SOCIAL DEL PTA  ,  (Calle Maria Curie, nº 35.)

El evento servirá de plataforma a las empresas participantes para promocionar sus productos y servicios, compartir conocimientos y establecer relación con nuevas empresas de las que saldrán nuevos clientes, proveedores o aliados.

 

JUEVES,  25 de Septiembre en el Salon de Actos de la Sede Social del PTA,  (Calle Maria Curie, nº 35.) 

 

PROGRAMA

9:30 Acreditaciones  

10.00 Bienvenida

10.20 Charla " Como conseguir financiación a través del Crowdfunding"

Imparte: Eva Mª Gómez, Crowdfunding Manager de Micro-Inversores

11.00 Café de negocios - Encuentros 1 a 1

En los Encuentros 1a1 participarán todos los asistentes al evento y tendrán lugar durante el Café.

13.00 Finalización

 

Asistencia gratuita

 

Plazas limitadasINDISPENSABLE Inscribirse

 

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES

Para inscribirse pinchad el siguiente enlace:

https://www.ticketea.com/encuentro-de-negocios-pta-aje-malaga/

El plazo de inscripción finaliza el miércoles 24 de septiembre a las 12 h.

 

AJE Málaga info@ajemalaga.org Tel. 952 22 50 45

La Fiscalidad en Crowdfunding: Normativa Española 

La Fiscalidad en Crowdfunding: Normativa Española
Hoy en día se oye hablar de crowdfunding continuamente pero ¿qué y cuál es su tratamiento fiscal? El crowdfunding consiste en la cooperación colectiva para conseguir dinero u otros recursos para financiar esfuerzos e iniciativas utilizando, principalmente, internet como medio para conseguirlo.
 
Existen cinco tipologías de crowdfunding, ya establecidas de forma común, con una fiscalidad diferente en función del tipo y de la personalidad jurídica de la entidad perceptora de las aportaciones.
 
Aunque no existe mucha normativa específica, basándonos en la consulta vinculante de la Dirección General de Tributos (V2831-13) de septiembre 2013,  el resumen de las diferentes posibilidades y la legislación aplicable es la siguiente:
 
 
 
 
Respecto a los aportantes de fondos,  en el caso de que se devenguen intereses por la aportación, se deberán incluir en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas como rendimiento del Capital Mobiliario (Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio).
 
Para el caso concreto de que la modalidad de crowdfunding sea la de donación,  si se trata de persona jurídica la aportante de los fondos, debe tener en cuenta lo establecido en la Ley del Impuesto de Sociedades al respecto a de las donaciones (Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.).
 
Jesús Guerrero 
Micro-Inversores
Categorías: 

Del Tribunal de Cuentas a Indíbil 

Del Tribunal de Cuentas a Indíbil

La Península Ibérica, conocida como Iberia por los griegos y como Hispania por los romanos, constituye la más occidental de las tres grandes penínsulas de la Europa del sur. Al final va a ser cuestión de penínsulas. Esta situación, que la convertía en el finis terrae del mundo conocido en la Antigüedad, parece que ha contribuido a darle a lo largo de toda su historia una marcada personalidad, apocalíptica o mesiánica. Dependiendo de la ocasión y de como pinten los bastos. Lo que se dice de toda la vida un péndulo. Ora arriba. Ora abajo. Nuestra estructura socioeconómica se ve que es histórica. Aquello de la estabilidad civil ni se la espera ni se la ve. Acentuada por las claras diferencias que ofrece de Este a Oeste, desde el Mediterráneo al atlántico, y las todavía más apreciables de sur a norte. Desde la soleada Costa del Sol a las montañosas y húmedas regiones astures. En su seno, desde precisamente este fondo de la historia, una estructura gentilicia clientelar guerrera. Muy guerrera. De ahí que siempre hayamos destacado en este bélico tesón influido por Ares. Cuestión de antropología, que rima con ideología y ahora que estamos en Sanfermines, pues eso. Rojo pasión. Guerreros y siempre con nuestros vecinos, que hace buena la frase que Chus Heredia me recuerda siempre; la de Otto Von Bismarck, «España es el país más fuerte del mundo, los españoles llevan siglos intentado destruirlo y no lo han conseguido». Y este de estados, trifulcas y convulsiones políticas sabía un rato. Raíces histéricas, digo históricas, la de nuestra sociología. Clientelares y caudillistas desde la edad del cobre como me corroboró nuestro querido académico de la historia Martín Almagro. «Pactos personales y familiares de carácter sacro».Y seguimos en las mismas. Desde el tribunal de cuentas a posiblemente nuestra comunidad de vecinos. De las obras del Metro de turno, pasando al pacto de estado para la educación o la justicia, del pleno de muchos de nuestros municipios al del parlamento. De Indíbil a Escipión.

Si según Karl Popper una sociedad abierta se caracteriza por ser «una asociación de individuos libres que respetan los derechos el uno del otro con la protección proporcionada por el Estado y que logra, mediante la toma responsable y racional de decisiones, una vida más humana y rica para todos», entonces en ¿qué punto nos encontramos en el país ante muchas de sus estructuras burocráticas e institucionales? Sin temor a equivocarnos, en esta cuestión estamos haciendo aguas desde hace muchos años. Y suspendemos precisamente en cuestiones capitulares. Básicas. Si en ocasiones es cuestión económica, ahora hablamos de forma de gobernanza y de derechos. El de los derechos individuales, respecto a la protección proporcionada por los poderes públicos. El que la norma guíe a los ciudadanos sin excepción. Los últimos acontecimientos del Tribunal de cuentas nos dejan bien claras nuestra realidad. En vena. Así de duro, pero así llevamos siendo desde hace siglos. Se vista de «democracia», buenas palabras o de lagarterana. Porque mira que esta bien hecha, proteccionista y desarrollada nuestra constitución. Pues ahí está. En muchos capítulos desgraciadamente, papel mojado. ¿Empezamos la actualidad y vigencia de los derechos de todo el capítulo II?; o por los de la vivienda o el trabajo. Somos como dijo el académico de la historia. Antropológicamente una estructura clientelar, guerrera y caudillista-bipartidista. Parece que vivimos en un coto cerrado en el que los mayores enemigos de las sociedades abiertas, las partitocracias y oligarquías socioeconómicas, han sabido sacar provecho de un viejo patrón organizativo de las sociedades mediterráneas llamado clientelismo, o caciquismo en su versión más castiza del siglo XIX. Les viene de perilla. Y no es nuevo. Contra todo esto ya luchó denodadamente y se rompieron los piños, la corriente del regeneracionismo.También menos mal que existe nuestra particular «esperanza llamada» Quijotes. Porque son tiempo de Quijotes, y aunque este tan manoseada la palabra; se me antoja que el concepto, «héroes» (que incluso curiosamente esta mal visto), es muy necesario. Entre otras cosas, para cambiar esta dinámica un poco «roñosa» y poco civil. Anticuada para las democracias modernas del bienestar como nos decía Popper. La falcata y la garrota llevan siglos de inercia. Esta falcata es clientelar y es una forma de organización social que se salta las fronteras geográficas. En las «penínsulas» es llamado rousfeti y une en un mismo destino a los países del Sur del Mediterráneo. España sigue siendo una sociedad cerrada y dual que requiere modernizarse. El viejo sueño de que la pertenencia a Europa impondría unos estándares en los que regiría la razón y la legalidad en nuestra sociedad parece haberse desvanecido. Eso solo queda para las elecciones. La metamorfosis del clientelismo. La de Kafka en versión 2.0.

Categorías: 

Crecimiento, competitividad y eficiencia 

Crecimiento, competitividad y eficiencia

González de Lara lo deja bien claro con datos. Málaga necesita que nazcan 15.000 empresas para rebajar al 10% la tasa de paro. El Consejo de Ministros ha dado luz verde al Plan de medidas para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. Se anunciaba la puesta en marcha de un primer paquete de 40 medidas orientadas a impulsar la recuperación de pymes y autónomos. La pega. Casi al tercer año del actual gobierno. Las medidas que impulsan el tejido económico para el final. Marca de la casa de un país en el que en vez de centrarse en el bienestar de sus ciudadanos, se está más pendiente de los problemas del terruño, es decir del cainismo político, las prebendas territoriales y yo que se cuántas cosas más propias de los antiguos regímenes. Y claro, para un sector en coma se necesita un plan de recuperación. Un shock dicen algunos. Más bien creo que sería más útil un buen electroshock. Porque en materia económica estamos pa esos trotes. El enfermo lleva mucho, mucho tiempo en la UVI.

Esto de los planes y sus ínfulas recuerda soberanamente a los quinquenales de las economías soviéticas y caribeñas. Sea el gobierno que fuere. Te sueltan una cifra de un chorro de miles de millones con una retahíla teórica y pata pum. Rueda de prensa pa lante y problema solucionado. Y así llevamos lustros. Con lo de los planes y los problemas sin solucionar. En esta ocasión se pretende aumentar el préstamo a la economía productiva a través del restablecimiento del flujo del crédito a la economía real. Medidas que esperaban escuchar pequeñas y medianas empresas hace cinco años, máxime desde los que estamos en primera línea de la defensa de las pymes, que llevamos años abogando por «medidas de estímulo» que en estos casos es lo que funciona. Pero, ¿para qué vamos a escuchar a los que saben del tema porque lo padecen diariamente?

Parece que la solución ahora vendrá a través de los fondos europeos y del BEI. También se habla del impulso del capital riesgo, que ciertamente hace honor al calificativo. Y es que es de riesgo montar una empresa en un país en el que la morosidad y los impuestos son estratosféricos. Un marco socioeconómico y jurídico chachi pirulí para crear esa confianza que necesita cualquier economía que se precie. ¿Crecimiento, competitividad y eficiencia? ¿Para quiÉn? Creo que tendríamos que conocer otros países y otras economías que funcionan para dar cierto valor a esas palabras. So pena de desnaturalizarlaS, que además de gratis es muy perjudicial. La eficiencia es un 6% de paro, una renta per capita y un salario mínimo digno. Esa es la eficiencia de los países en los que funcionan sus economías. Entre otras muchas cosas. Hábitos que construyen una sociedad y que se encuentran insertos en la cultura ciudadana de como hacer diariamente las cosas.

La eficiencia no entiende mucho de discordia. Más bien al contrario. Entiende de cooperación, sentido cívico y respeto a las leyes. En España, ya lo decían las fuentes latinas cuándo Escipion y sus colegas nos municipalizaron. «Están todo el día dándose hostias los unos con los otros». Con estas formas, ¿cómo no vamos a estar como estamos? Esa fue la idea que se me pasó por la cabeza cuando desde muchos kilómetros de mi querida tierra y en una televisión de la sky, pude ver el circo montado en el Parlamento a raíz de la abdicación del Rey. Tela marinera. Economías precarias. Disputas eternas políticas. Picaresca ciudadana del «sálvese quien pueda» ante tal situación y año tras año, como de oca en oca, elecciones políticas que lo ponen de nuevo todo boca arriba.

Vaya panorama. Históricamente podríamos hablar de otros periodos en los que hemos estado así y ha sido un desastre. Prefiero ni mentarlo. Sinceramente. Parece cosa propia del realismo mágico, en la que no faltan sugerentes evocaciones de Sierra Morena, la situación en la que nos encontramos. Pero en realidad, es muy española la cosa. Muy de manual de historia al observar la precariedad en la que vivíamos en los antiguos regímenes. El caso es que eso, ya era cosa de hace siglos. Y seguimos igual. Y a pesar de eso, nos siguen encantando las aceitunas, la paella y los mundiales de fútbol. Pero tenemos que cambiar como sea. Y a pesar de que pueda parecer cuestión imposible, en realidad, en materia socioeconómica, que es el quid de la cuestión. No es imposible. Simplemente laborioso. Y exige de comprensión y leal cooperación institucional. Que como la palabra eficiencia por nuestras longitudes, de tanta manosearla, ha perdido su valor, significado y significante. Es lo que trae siempre los vientos de la discordia. Provenga de donde provenga. Del ámbito administrativo que fuere.

Luego sería cuestión de ir peldaño en peldaño. Como nos decían cuando éramos pequeños.»Despacito y con buena letra». El tema es el de la buena letra. Que para eso hay que tener capacidad y querer tenerla. Para eso hay que ponerle algo de voluntad y mucha bondad. Cosa que en nuestro país, por lo de los Escipiones, los Amadeos de Saboya y los Carlos III... en ocasiones parece «misión imposible».

Categorías: 

Gala 20 Aniversario AJE Málaga 26 de junio 

Gala 20 Aniversario AJE Málaga 26 de junio

ESTAMOS DE FIESTA

TÚ ERES EL PROTAGONISTA

 

AJE Málaga cumple su 20 Aniversario y estamos encantados de que nos acompañes en este día tan especial para nosotros.

El próximo 26 de junio en el Real Club Mediterráneo (Paseo de la Farola, 18, 29016 Málaga) celebraremos nuestro aniversario entre amigos, colaboradores, socios y socias a partir de las 20.30 h.

El precio es de 26 € PRECIO EXCLUSIVO por persona para SOCIOS de AJE Málaga y acompañante. 41,50 € para NO SOCIOS.

Incluye Copa de Bienvienida y Cena.

 

Para reservar tu sitio es INDISPENSABLE comprar tu entrada pinchando AQUI

 

Los socios de AJE Málaga tienen un código descuento EXCLUSIVOajemalaga20

El plazo de venta de entrada acabará el miércoles 25 de junio a las 12.00 horas.

 

Dress Code: Etiqueta de largo

Para más info: 952 22 50 45 / info@ajemalaga.org

Categorías: